¿A quién prefieres para ser el nuevo entrenador de la selección chilena?

sabeborhji.jpg

Columna ? Blog | Tranquilos, hay vida después de Bielsa


La confirmación que Jorge Segovia disputará la presidencia de la ANFP con Harold Mayne-Nicholls despertó el temor entre los hinchas ante una posible partida del DT de la ‘Roja’. Muchos creen que si el rosarino no está, se instalará el pandemonio en el fútbol chileno.





Por Rodrigo Guajardo Baeza
Twitter: @Guaja_

 
La oficialización de la candidatura de Jorge Segovia por la presidencia de la ANFP generó un inmediato resquemor entre los hinchas ¿La razón? El hecho que la continuidad de Marcelo Bielsa esté ligada a la permanencia de Harold Mayne-Nicholls preocupa a los seguidores.

Los programas de ambas listas poco importan a los forofos. El gran foco de atención es saber si el rosarino permanecerá o no en Juan Pinto Durán tras las votaciones del 4 de noviembre. Para muchos, el sólo pensar en el adiós del ‘Loco’ significa el puntapié inicial del retorno al caos.

En agosto del 2007 el ex DT de Argentina llegó a una ‘Roja’ desvalorizada. Luego de Francia ’98 y la medalla de bronce en Sidney 2000, la Selección sólo sumaba sinsabores. Problemas fuera de la cancha, resultados adversos, un fútbol pobre y jugadores que poco les interesaba defender el ‘Equipo de Todos’, eran la tónica de esos días.

Pero Marcelo Bielsa revirtió ese panorama. La selección chilena adquirió nuevos bríos y se ganó el respeto y admiración del mundo futbolístico. El profesionalismo del ex estratega de Newell’s contagió a sus dirigidos, lo que sumado al fútbol ofensivo reencantó a la hinchada.

Mayne-Nicholls consiguió renovar al ‘Loco’ en su cargo tras Sudáfrica 2010, momento en el que apostaron a mantener su exitosa sociedad hasta la Copa América 2015. Este pasó a ser el gran aval de Harold: la continuidad del técnico de la Selección dependía de su permanencia en la ANFP.

Por eso, la gente teme que una victoria de Jorge Segovia derrumbe todo. Pero ¿el adiós del ‘Loco’ significará un retroceso? No necesariamente. Porque si se mantiene el trabajo serio y profesional de la Selección, no tendría porqué cambiar el actual panorama que rodea al ‘Equipo de Todos’.

Que el rosarino es un gran técnico, no hay dudas. Pero no es el único. Existen otros entrenadores de primer nivel que pueden prolongar su labor. Sólo hay que estar dispuestos a invertir sin temor, tal como se hizo en su momento por Marcelo Bielsa, que resultó el negocio más rentable de esta administración.

En su momento también se pensó -en sus horas más exitosas- que sin Fernando Riera, Luis Santibáñez, Arturo Salah o Nelson Acosta el fútbol se acababa. Pero no, la vida continuó y el balompié también. El gran problema fue caer el desorden, la improvisación y la falta de seriedad. Si no es el trasandino, puede ser otro –no cualquiera- que asegure mantener el alto estándar.

Además, antes de pensar en el pandemonio, falta lo más importante: la opinión de Marcelo Bielsa. Hasta el momento el técnico aún no ha dado a conocer su punto de vista, por lo que tampoco es tiempo de rasgar vestiduras, pensando que la lista de Segovia –si llegase a ganar- manifestó sus ganas de mantener al trasandino y aún no ha dialoga con el DT.

Llegue quien llegue a Quilín, es inadmisible pensar que se pretenda desvalorizar el principal producto que tienen en estos momentos: la ‘Roja’. El fútbol chileno no nació con la llegada del ‘Loco’, ni tampoco morirá si él se va. Si el rosarino parte, otro ocupará su lugar. Y sólo resta exigir la misma seriedad y profesionalismo a quien ocupe ese puesto. Pero tranquilos, que acabos de mundo no ocurrirán si Bielsa o Mayne-Nicholls dejan de estar al servicio del fútbol chileno.


 

Columna?Blog | Al Monumental aún le falta para recibir a la 'Roja'


El Nacional redujo su capacidad tras la última remodelación, por lo que la cancha de Colo Colo asoma como la mejor carta para albergar a Chile rumbo a Brasil 2014. Pero el reducto albo, pese a las mejoras, aún está lejos de los requerimientos para tener a la Selección.


Por Rodrigo Guajardo Baeza
Twitter: @Guaja_



La histórica casa de la selección chilena ha sido el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos. Sin embargo, de cara a las Eliminatorias rumbo al Mundial de Brasil la ‘Roja’ podría cambiar de escenario al Monumental ¿Pero el reducto de Macul cumple con los requerimientos básicos para tener al ‘Equipo de Todos?

El ‘Coloso’ de Ñuñoa redujo considerablemente su capacidad -quedó en 49 mil espectadores- tras la última remodelación a la que fue sometido. A eso se suma un oneroso arriendo y la promesa del Presidente Sebastián Piñera de remodelarlo para los Juegos Odesur 2014 -que implicará cerrar el recinto a mediados de 2012-, lo que complica a la ANFP.

Ahí es donde aparece la cancha de Pedreros como gran opción, ya que tras las últimas refacciones realizadas por Blanco y Negro parece cumplir con los estándares FIFA. La ‘Ruca’ puede acoger 47.017 personas y su préstamo le sale casi cinco veces más económico a la mesa directiva de Harold Mayne-Nicholls.

Por eso, resulta mucho más conveniente, pese a que puede acoger dos mil espectadores menos que el Nacional. No obstante, el último encuentro del ‘Cacique’ ante Universidad Católica desnudó algunas falencias del estadio donde el cuadro albo se consagró monarca de la Copa Libertadores ’91.

El último domingo hubo 40.149 hinchas controlados, los que sumados a los 5 mil tickets de cortesía que dispuso B&N, no alcanzan a completar la capacidad total del estadio. Sin embargo, el Monumental estuvo repleto, las escaleras se llenaron de hinchas y hubo fanáticos que no pudieron ingresar pese a haber adquirido su entrada.

Una situación que no es primera vez que pasa en Macul, donde cada ocasión en la que hay un evento de gran convocatoria, las vías de acceso internas desaparecen bajo el mar humano. En la directiva alba descartan sobreventa, pero todavía no encuentran la causa a esta problemática.

La seguridad interior tampoco es la mejor. Jugadores, dirigentes y prensa, muchas veces deben transitar en medio de los hinchas, con el consiguiente riesgo que eso conlleva. Una muestra ocurrió el domingo recién pasado: José María Buljubasich debió pasar por entre la Garra Blanca para llegar a su auto, mientras que Jaime Estévez debió cruzar por la cancha a camarines para evitar una situación similar.

Las instalaciones de prensa tampoco son las más adecuadas para partidos internacionales. La sala de prensa se hace pequeña y se debe improvisar una zona mixta, tal como ocurrió en los partidos por Clasificatorias ante Venezuela y Ecuador. Ante la ‘Vinotinto’ la situación se hizo más compleja, porque la carpa instalada en los estacionamientos resistió a duras penas la fuerte lluvia que cayó sobre Santiago.

Las butacas para prensa se hacen escasas y muchas veces terminan en poder de los hinchas ante la falta de asientos -una constante dentro del fútbol chileno-, pero que en los duelos de la ‘Roja’ en Macul fueron un conflicto. El domingo no fue la excepción, y los forofos del sector Océano ocuparon varias localidades destinadas a los medios de comunicación.

El recinto de Colo Colo sin dudas que ha mejorado, alzándose como el mejor estadio propiedad de un club nacional. Pero aún tiene cosas que corregir para estar a la altura de los desafíos de la selección chilena. Hay tiempo para hacerlo, y  con el actual presente del Estadio Nacional, lo más probable es que el ‘Equipo de Todos’ haga gran parte de su campaña con miras al próximo Mundial en la cancha de Pedreros.

Columna ? Blog | Estar en crisis está de moda


Es la palabra de moda en el último tiempo. Utilizada para muchos equipos y técnicos  que parecen estar sumidos en graves conflictos o situaciones límites, claro que apenas después de un par de resultados negativos. Un reflejo de la locura y premura del fútbol actual.


Por Rodrigo Guajardo Baeza.
Twitter: @Guaja_

 El fútbol de hoy es inmediato. No hay tiempo para largos procesos ni para esperar resultados. Es todo rapidez. Y si la campaña no es la esperada, al instante se empiezan a pedir cambios y a cuestionar a técnicos y refuerzos, los mismos que semanas antes llegaron como salvadores a los clubes.

Parece una locura, pero es la realidad que se vive. Esa misma premura por conseguir réditos deportivos hace que hinchas, jugadores, entrenadores, dirigentes y el periodismo caigan en este espiral del caos. Así surgen las denominadas crisis, que parecen ser la moda en todas las ligas.

Sin ir más lejos, en el presente Campeonato Nacional han estado en crisis Colo Colo, Universidad de Chile, Católica, Everton, Unión Española, Ñublense, San Luis, Everton y un largo etcétera que nos lleva a completar a casi la totalidad de equipos del torneo de nuestro país.

¿Es demasiado? Totalmente. Y exagerado también. Por ejemplo hace unas semanas Diego Cagna no daba el ancho para dirigir al ‘Cacique’, se puso en tela de juicio su continuidad y se habló de sucesores. Hoy está puntero y pocos se atreven a cuestionarlo, pese a que los albos aún no logran brillar futbolísticamente. Pero como los resultados mandan, es mejor enviar la crisis a la otra vereda.

Ahora es el turno de Gerardo Pelusso. Antes del Mundial era idolatrado por tener a la ‘U’ en las semifinales de Copa Libertadores. Nadie dudaba de su capacidad y todos alababan el pragmatismo del equipo del charrúa. Hoy intenta encontrarle la vuelta a un cuadro que perdió a figuras como Montillo y Olivera. Pero para muchos ya se le olvidó entrenar y está “nublado”, a pesar que los azules siguen prendidos en la lucha por el título.

Muchas veces los hinchas y la prensa son de memoria corta. Los forofos cegados por la pasión pasan de un extremo a otro. Los medios de comunicación porque resulta más atractivo potenciar un conflicto. Y los actores futbolísticos, llámese DT y jugadores, caen en esta misma lógica y empiezan a condicionar sus actuaciones respecto a la presión externa.

Argentina vive esta misma locura –exacerbada por los torneos cortos- lo que se refleja en Claudio Borghi, que en la novena fecha ya esté pensando en renunciar a Boca por las críticas a su labor. Una locura. Que se agiganta si consideramos que hace unos meses fue campeón con Argentinos y muchos lo catalogaron como uno de los técnicos trasandinos con mayor proyección.

¡Ahora hasta el Barcelona está en crisis! El multicampeón español ha perdido un par de puntos y algunos creen que están atravesando por un momento crítico ¿No será mucho, ahh? Lamentablemente parece ser una nociva moda instalada, así que ahora sólo queda esperar a ver quién será el próximo equipo que entrará en crisis por medio partido perdido…

Comentarios recientes

Cerrar